Barricas Bodegas Amaren

AMAREN es decir, DE LA MADRE

¿Qué puede proponer una bodega con este nombre?

¿Qué nos inspira? ¿Qué palabras flotan a su alrededor?

Amor, alegría, trabajo manual, incansable y bien hecho, pasión, calor de hogar…

Cualidades que caracterizaron a Ángeles, madre de Juan Luis Cañas e inspiradora de esta bodega que su hijo alumbró como homenaje a ella. Elementos que a su vez son piedra angular sobre la que construimos nuestro edificio y su contenido.

Con estos cimientos hemos creado nuestro espacio. Diseñado para un visitante de placeres cercanos, pero exigentes. Sumergirse en la bodega a través de la cata de sus vinos para llevarnos desde sus entrañas hasta un calado hecho a cincel en el siglo XVI, a conocer el origen de los vinos de Rioja Alavesa y disfrutar de algunos de sus exponentes más modernos y embaucadores. Un paseo que conjuga tradición con la última tecnología y que tiene como objetivo elaborar vinos que emocionen.

Solo podemos desear que aquellos que nos visitan se sientan entre nosotros como en familia, y participen de la experiencia de pasearse por nuestra bodega con la agradable sensación de estar en su propia casa.

Ese sería el deseo de Ángeles,

Bienvenidos.